¿Quién no ha visto una paloma de camino al trabajo o a la escuela? Son un animal tan común en las ciudades que ya no es raro encontrarlo a cada lado al que vayamos, así que ¿cuál es la razón que en muchas ocasiones se consideren una plaga?

Estas aves se consideran un riesgo de salud cuando su población excede cierto número porque sus desechos pueden provocar enfermedades y transmitir piojos, ácaros, garrapatas y chinches. Entre las enfermedades que pueden transmitir se encuentra la salmonella debido a la acumulación de excremento y la inhalación de sus plumas o deshechos secos puede provocar ampollas, enrojecimiento, descamación en la piel, entre otras cosas.

Su hábitat natural eran los acantilados, pero desde hace varias décadas han migrado a las grandes ciudades y han hecho de edificios, bodegas y techos su hogar. Sufren en un ambiente natural, así que hacen sus nidos en cualquier espacio que encuentren en las urbes, lo que provoca grietas y huecos en las estructuras debido a su materia fecal. Este deterioro afecta edificios, monumentos, calles y plazas, lo que conlleva una inversión en su reparación.

Con esta información podemos concluir que las palomas son una plaga porque llegan a transmitir enfermedades y porque afectan edificaciones, así que ¿cómo puedes ahuyentarlas?

Lo que buscan estas aves es alimento, así que lo primero que se debería hacer es quitarles la fuente de comida que han encontrado en tu edificio. Sin embargo, esto requiere de mucha atención y compromiso.

En BAJAMEX Fumigaciones te recomendamos restringir lo más posible su acceso a alimento cerrando bien cualquier contenedor de basura, evitando dejar bolsas con desperdicios a la intemperie y tratando de impedir el acceso a sus nidos con algún tipo de barrera. Esto ayudará a evitar que muchas palomas lleguen a tu inmueble, pero siempre lo más recomendable será acudir con una empresa especialista en control de plagas.